LA MAGIA DE LA COCTELERÍA

Las mejores cosas nacen de una unión, como la familia o la amistad. El mundo de la coctelería no es ajeno a esta máxima. La inspiración, combinación, el amor por el trabajo apasionado y bien hecho e irremediablemente una buena dosis de técnica, producen una alquimia perfecta en una copa de cóctel y su entorno.

El universo de la coctelería está caminando a pasos agigantados por la senda del crecimiento. Los cócteles gustan, de eso no hay duda. El espíritu de la ‘dolce vita’ está apareciendo como un remolino en nuestra sociedad y esa vorágine ha envuelto con su ímpetu a los ‘bartenders’ del siglo XXI, que con su magia, sabiduría, conocimientos y, por supuesto, técnica muestran toda su destreza detrás de las barras, ante miradas asombradas de una clientela que espera el momento de saborear la ‘pócima’ con impaciencia.

Las atractivas y llamativas copas, su colorido, el aroma y su mejor sabor llevan despertando durante siglos los corazones de todos aquellos que prueban y se deleitan con un buen cóctel.

La coctelería ha desplegado sus alas atrapando a exquisitas creaciones para satisfacer los gustos y preferencias de todos los consumidores de hoy en día.