EL GRAN CÓCTEL MARTINI

La del Martini, el rey del cóctel, es una historia llena de misterio, que cuenta con tantas versiones como variantes. Entre las más autorizadas, figura la publicada en “Stirred. Not Shaken” de John Doxan, que señala que el origen se halla en 1910 en el Hotel Knickerbocker de Nueva York, donde un un barman de origen italiano de nombre Martini lo habría preparado por primera vez en honor a John D. Rockfeller. Según otras versiones, en cambio, el nacimiento de la quinta esencia del cóctel sería otro. En Martínez, una ciudad californiana a una treintena de kilómetros de San Francisco, una placa de bronce declara, en efecto, que “En este lugar, en 1874 Julio Richelieu, barman, ha servido el primer Martini a un minero, que habiendo entrado en su salón, había pedido una bebida especial. Le fue servido un Martinez Especial”. Después de tres o cuatro vasos la “z” se perdió por el camino. En base a otras teorías, entorno a 1860, el gran Jerry Thomas, el titular del bar del Hotel Occidental de San Francisco, habría servido un cóctel de nombre Martínez a un cliente de paso en aquella ciudad.No parece fiable, en cambio, en este caso, una fuente autorizada como el Oxford Dictionary, que achaca el nombre del cóctel a la empresa Martini & Rossi fundada, sin embargo, cuando esta bebida ya circulaba desde hacía algún tiempo. Sea cual fuere, de lo que si estamos seguros, es que disfrutar de un Martini siempre es algo mágico.